La alternancia de los progenitores en la vivienda familiar

El Tribunal Supremo resuelve un procedimiento de divorcio, y entiende que, en caso de custodia compartida, el establecimiento de una «vivienda nido», en la que los menores viven permanentemente, y los padres se alternen en su uso es contraria al interés de aquéllos, y no es compatible con la capacidad económica de los progenitores que se verían obligados a mantener tres viviendas (la de cada uno y la común).